Archivo de la etiqueta: parlamento

Adán Augusto.


Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín

Uno de los aprendizajes más importantes en el Grupo Legislativo de Morena, en la Legislatura pasada y en la actual, ha sido la necesidad de conservar la unidad. Producto de esa firme unidad, hemos logrado grandes avances en la agenda legislativa de la 4T.

¿Difícil? Supongo que sí. Algún grado de dificultad tendrá conciliar intereses personales, formas de pensar, rasgos de carácter, aspiraciones de crecimiento político y, de pronto, hasta vanidades –porque somos humanos-. Súmenle las diferencias de edad, de formación, las historias de vida y los orígenes geográficos. ¿Imposible? Para nada. La prueba es que lo hemos logrado siempre.

Creo que la clave ha sido responder a nuestras convicciones y a nuestro compromiso con el movimiento transformador del presidente Andrés Manuel López Obrador. Poner eso por delante de nuestras propias agendas.

Por eso me dio mucho gusto acompañar al gobernador Cuitláhuac García Jiménez que, como buen anfitrión, la semana pasada invitó un café al secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández en La Parroquia, previo a un diálogo que el tabasqueño encabezó sobre la importante y muy necesaria Reforma Electoral.

Me dio gusto, sobre todo, comprobar nuevamente que Veracruz es tierra de unidad y que todos los precandidatos de Morena a la Presidencia de la República son igual de bienvenidos. Adán Augusto, Claudia y Marcelo –en orden alfabético- son ejemplares defensores de la 4T. ¿Cada quien en Morena tiene su corazoncito? Seguro que sí. ¿Hay piso parejo para los tres? Sin duda. ¿Vamos a apoyar a quien gane la encuesta? Con todo. Que no quede duda.

Cualquiera de ellos ganará en el 2024 con todo el respaldo del morenismo veracruzano que, como ya lo ha hecho antes, con el liderazgo de Cuitláhuac se volcará a respaldar este proyecto que necesita ser continuado más allá del horizonte sexenal.

Ese piso parejo para Adán Augusto, Claudia y Marcelo es, por sí mismo, un elemento que servirá para mantener la unidad y que, quien obtenga la candidatura, la haya logrado en igualdad de condiciones. A la buena, pues.

La carrera no es de velocidad, sino de resistencia. Como la que me eché ayer domingo. Nada menos que 21 kilómetros en el puerto de Veracruz. Creo que es la más importante carrera del Estado, con más de cinco mil corredores.

Hubo ratos que ya venía echando el bofe, pero la terminé porque lo mío nunca es renunciar. Para ser exactos, corrí dos horas, 12 minutos y 58 segundos, según el cómputo oficial, y quedé en el lugar 484. O sea que si éramos más de cinco mil, quedé entre el primer 20 por ciento. Nada mal, viniendo de cinco Covids, uno de los cuales me llevó hasta el hospital.

Así son las carreras y la política. No renunciar, dar lo mejor de sí y reconocer cuando alguien corrió mejor que nosotros.

Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz.

Tribunal, vamos por menos.


Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín

Este fin de semana circuló el dictamen de la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales respecto a una Iniciativa que presenté para adecuar las leyes secundarias con la Reforma Constitucional que también a propuesta mía- desapareció el Tribunal Estatal de Justicia Administrativa y creó el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Veracruz.

Como mañana martes tenemos Sesión, es casi seguro que aprobaremos dicho dictamen, con lo que prácticamente estará terminado el Proceso Legislativo para inaugurar una nueva era en materia de justicia administrativa. Ya de ahí, sólo estará pendiente que el propio Tribunal, ya constituido, expida sus nuevos reglamentos.

¿Por qué mi insistencia con este asunto? Porque los tribunales administrativos del Estados y el de la Federación tienen dos atribuciones muy importantes para la vida pública:

Por un lado, son los encargados de solucionar inconformidades de ciudadanas y ciudadanos con el poder público de índole no penal. Los actos reclamados pueden ser multas, clausuras, revocaciones de permiso o cortes de agua que cualquier persona considere injusta o desproporcionada. Sin un buen Tribunal Administrativo cualquier autoridad se puede pasar de rosca sin que nadie defienda a la ciudadanía.

Y, por otro lado, los Tribunales Administrativos son parte del Sistema Anticorrupción porque se encargan de aplicar las sanciones no penales a servidoras y servidores públicos que le jugaron al vivo y cometieron faltas (que, justamente, se llaman faltas administrativas). En otras palabras, son los encargados de inhabilitar a corruptas y corruptos para que no vuelvan al menos por varios años a trabajar en cualquier área de Gobierno.

Por eso, un Tribunal Administrativo débil, ineficaz, ineficiente, burocrático y mal organizado es una calamidad para el pueblo.

Esta reforma es una de las que podemos sentirnos más orgullosos, mis compañeras, compañeros y un servidor. Vamos a dejarle a Veracruz un Tribunal que sea auténtico reflejo de los nuevos tiempos de la Cuarta Transformación y un contrapeso contra servidoras y servidores públicos de ahora y del futuro- que se pasen de galletas con el pueblo y con el dinero que no es suyo.

Aguanten, ya vamos por menos.

Veracruz siempre cumpliendo.


Parlamento Veracruz.

Juan Javier Gómez Cazarín

Ayer ya no pude escribir la columna. Fue un lunes intenso en actividades y muy satisfactorio en resultados. Apenas con tiempo de echarse un taco “de aparador” en la oficina.

Pero no quise dejar de platicarles cómo fue nuestro día.

Como saben, en el Palacio Legislativo recibimos la visita de nuestro secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, con quien fue imposible llegar a un acuerdo sobre la calidad de la horchata entre Veracruz y Tabasco, pero con quien sí coincidimos en todo lo demás.

Coincidimos, sobre todo, en la necesidad práctica de seguir contando con el apoyo de la Guardia Nacional –con mando militar- en la complicada tarea de construir el ambiente de paz y de seguridad que todos queremos para el país.

Veracruz, además, es ejemplo de lo anterior, porque en los últimos cuatro años se han logrado avances enormes: de estar peor que Iraq a ser el séptimo Estado más seguro del país.

El diálogo con Adán Augusto y con el gobernador Cuitláhuac García Jiménez fue para aclarar cualquier duda que hubiera –pero que nosotras y nosotros no teníamos- sobre la pertinencia de avalar la Reforma Constitucional que hace unos días aprobó el Congreso de la Unión.

Resulta que todas las Reformas Constitucionales que se aprueban en la Cámara de Senadores y en la Cámara de Diputados necesitan el aval de 17 Legislaturas estatales para poder entrar en vigor.

Como coordinador del Grupo Legislativo de Morena, le anticipé a Adán Augusto que contara con el voto a favor de las diputadas y los diputados de la 4T; y que le dijera al presidente Andrés Manuel que encontró una bancada unida y más convencida que nunca.

Le recordé que, desde el 2018 que Veracruz entró a la ruta de la transformación, el Congreso de nuestro Estado, en la Legislatura anterior y en la actual, siempre ha sido de los primeros del país en apoyar con su voto a las Reformas Constitucionales propuestas por el presidente López Obrador.

Eso fue al mediodía. Por la tarde, a la hora de la verdad, las diputadas y los diputados de la 4T cumplimos con nuestra palabra. Diputadas y diputados de otros partidos se sumaron a la propuesta –debo reconocerlo- para emitir 38 votos a favor, nueve en contra –allá ellas y ellos y su conciencia-, además de una abstención.

Hoy martes, por la mañana, fue un enorme gusto ver que en el cómputo oficial de la Cámara de Diputados fuimos el Estado número ocho en aprobar la Reforma. Se ve tan bonito el Escudo de Veracruz que hasta le tomé una foto.

Como le dije al Secretario, con la aprobación de Veracruz ya vamos por menos. La Reforma pronto será una realidad.

Fue un día tan productivo que no acabó ahí la cosa.
Sacamos adelante una Reforma importantísima y que era una propuesta y un compromiso mío del que ya les había hablado antes: extinguir el ineficiente Tribunal Estatal de Justicia Administrativa para crear el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Veracruz.

Se llaman parecido, pero nomás en eso se parecen, porque el nuevo Tribunal sí tendrá el compromiso de defender a la ciudadanía de los abusos de las autoridades administrativas –multas o clausuras, por ejemplo- y de sancionar a las y los malos servidores públicos que se vayan con la cochina al monte, inhabilitándolos para que no puedan chambear en ningún Gobierno.

También le autorizamos una ampliación de Presupuesto a la Fiscalía del Estado, para que pueda seguir haciendo bien su trabajo.

Y, por si fuera poco, le rechazamos la Cuenta Pública al Orfis, porque aquí no vamos a ser tapadera ni cómplices de nadie. Había cuentas de las que no nos salían los números y olían a corrupción. Ahora el Orfis tiene 90 días naturales para formular un nuevo planteamiento en coordinación con la Comisión Permanente de Vigilancia, donde le pido, respetuosamente, a mis compañeras y compañeros diputados ponerse muy truchas para no dejar pasar ni un gol, porque dice un dicho: nací de noche, pero no nací anoche.

Muchas cosas en un solo día, ¿no?

Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz.

Las cifras duras.


Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín

Las cifras nacionales en materia índices delictivos no mienten. Veracruz está entre las 10 entidades más seguras del país. En delitos generales somos el séptimo lugar más seguro del país y en homicidio estamos en el octavo renglón (con algunas Entidades empatadas) de las más seguras.

¿A qué se debe la insistencia de algunas y algunos por negarlo? Creo que, básicamente, hay dos tipos de personas que expresan recelo del avance de nuestro Estado en materia de seguridad.

Por un lado, están los legítimamente lastimados porque lamentablemente han vivido un delito en carne propia, cerca de su esfera personal o se han enterado de alguno por la elevada repercusión de algún caso muy relevante (la maestra en Xalapa y su nieto, el sastre en Coatzacoalcos).

Es como si yo te digo que las posibilidades de que te alcance un rayo son estadísticamente ínfimas y, de pronto, cae un rayo frente a tu casa o en tu colonia o, incluso, en la ciudad donde vives (y te enteras por las noticias). En tu mente, mi explicación de las estadísticas competirá con la experiencia emocionalmente traumática que has registrado.

Y, por otro lado, desde luego, está la gente de mala fe, subrayadamente políticos del viejo régimen que buscan desprestigiar a Veracruz.

Esos no son para nada legítimos, pero tampoco son muy difíciles de entender. A ellos les carcome el odio hacia la 4T y hacia cualquier logro que sea producto de las nuevas políticas en México, en Veracruz y en la mayoría de nuestros municipios.

Y, justamente, las estadísticas les molestan todavía más. ¿Sabían que de enero a septiembre del 2018 (el último año de Yunes) tuvimos más homicidios que Iraq, a pesar de que aquel país tiene cuatro veces más habitantes y vive una permanente crisis de seguridad nacional? Como dije, los números no mienten.

Con fines políticos, quieren hacernos pensar que vivimos en una ola de violencia que no existe.

La realidad de las cifras duras es que el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez está rescatando al Estado de manos de la delincuencia, como ellos lo dejaron. La tarea es ardua, pero el Gobernador le está entrando con valentía y dando resultados.

Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Guardia Nacional.


Parlamento Veracruz.

Juan Javier Gómez Cazarín*

¿Como se imaginan que sería un país del mundo donde la seguridad pública del 95 por ciento de su territorio estuviera a cargo de una policía que fuera, al mismo tiempo, una rama del Ejército? ¿Se lo imaginan militarizado? ¿Con tanques de guerra en las calles? ¿Corea del Norte? ¿Arabia Saudita? Ese país es Francia.

Y podemos hablar de España, Italia y Colombia, que también tienen policías dependientes del Ejército desde hace muchos años porque fue la solución que encontraron contra la delincuencia.

Hace poco se aprobó en la Cámara de Diputados una reforma a un artículo transitorio de la Constitución para prolongar la adscripción de la Guardia Nacional al Ejército. El plazo para que pasara a manos civiles vencía en el 2024 y se añadieron cuatro años más, hasta el 2028.

La propuesta ¡vino del PRI! y desató el coraje de sus aliados del PAN y el PRD (o ex aliados, porque hasta de pleito salieron).

¿Por qué el enojo? Porque en el PAN y el PRD piensan que pueden usar a la seguridad pública como herramienta política. Piensan que le pegan al presidente Andrés Manuel López Obrador votando en contra y negándole al pueblo la posibilidad de una Guardia Nacional eficaz y confiable.

Se les olvida que en algunos Estados gobernados por el PAN la Guardia Nacional está haciendo un buen trabajo. Supongo que por miedo a que los expulsen del partido, sus Gobernadores no contradicen a sus dirigentes nacionales en público, pero se sabe que en privado hasta ellos están a favor de la Guardia Nacional.

Porque si algo ha demostrado la Guardia Nacional, a más de tres años de su creación, es que fue un acierto del Presidente para combatir a la herencia maldita de inseguridad que nos dejaron los gobiernos anteriores en complicidad con los delincuentes.

Falta la aprobación en el Senado de la República donde la propuesta será votada esta semana.

Y si se aprueba, como todas y todos esperamos, la propuesta pasará a las Legislaturas Estatales donde puedo adelantarles que Veracruz será uno de los primeros Estados en respaldar esta reforma que es a favor del pueblo.

Desde ahorita, cuenten con mi voto.

Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso del Estado.

Viva México

Parlamento Veracruz.
Juan Javier Gómez Cazarín

Me amaneció la semana en la Ciudad de México. Todavía de madrugada, me di una vuelta por el Zócalo para echarme una torta de tamal y un champurrado, como corresponde por estos rumbos, antes de agarrar carretera rumbo a Xalapa, donde me espera mucha chamba, gracias a Dios.

Vine a la Ciudad de México para atestiguar el avance que, también por acá, en el corazón de la República, tiene la Cuarta Transformación.

Porque afortunadamente no sólo en Veracruz vamos excelentemente bien, sino que lo mismo pasa en todos los territorios donde gobierna Morena que, por otro lado, cada vez son más.

Ayer estuve de invitado en la inauguración de la etapa de pruebas del primer trolebús elevado del mundo, en Iztapalapa.

Estamos hablando de siete kilómetros de recorrido elevado de trolebuses eléctricos, cómodos y silenciosos –nos dieron una vuelta-, que no afectan ni se ven afectados por el tráfico normal que va por abajo.

Para que se den una idea: siete kilómetros en Xalapa equivalen de Plaza Crystal al distribuidor vial para entrar a La Pradera; en Veracruz sería del Aquarium por todo el Malecón hasta casi llegar a la glorieta de Plaza Américas; y en Coatzacoalcos sería toda la Avenida Universidad desde Palmitas hasta Loma de Barrillas.

En pocas palabras, nuestra anfitriona y amiga Claudia Sheinbaum se sacó un 10 con esta obra que no existe en ningún otro lado del planeta. Ni en China, donde son muy fregones para estos asuntos y que tienen mucha lana, hay uno de éstos.

Pero lo que más me gustó fue confirmar lo que ya sabía: que a cuatro años del Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, las mexicanas y los mexicanos tenemos grandes razones para festejar, aunque los opositores insistan en ver todo mal.

Obras como ésta o como numerosos caminos y carreteras que se han hecho bajo el gobierno de Cuitláhuac García Jiménez en Veracruz –en zonas que antes estaban olvidadas- son indicador certero de que este 15 de septiembre podemos gritar con todas nuestras fuerzas que estamos más orgullosas y orgullosos que nunca del rumbo de México.

Por eso, este 15 de septiembre, en el Zócalo, en la Plaza Lerdo, o donde nos toque estar, no dejemos de gritar: ¡Viva México!

*Diputado local. Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso de Veracruz.

Abren convocatoria para el Parlamento de la Juventud

Itzel Molina

El Gobierno del Estado, a través del Instituto Veracruzano de la Juventud en coordinación con el Congreso local emitió la convocatoria para el XVII Parlamento de la Juventud, el cual se desarrollará los días 11 y 12 de agosto próximo.

De los participantes en la convocatoria se seleccionarán 50 personas, 25 mujeres y 25 hombres, quienes van a fungir como diputados locales durante por dos días.
La convocatoria está abierta para las y los jóvenes de 15 a 29 años, quienes podrán inscribirse desde este jueves y hasta el próximo 5 de julio.

Entre los requisitos se pide ser veracruzano por nacimiento o acreditar una residencia mínima de cinco años.
Asimismo, cada participante tiene elaborar una carta de exposición de motivos en la que se explique por qué quieren y debe ser seleccionados.

En el caso de los menores de 18 años, deberán anexar una carta responsiva del padre o tutor con una copia de identificación oficial de los mismos.

El Comité Evaluador que habrá de integrarse seleccionará a las 50 propuestas bajo estricto criterio de objetividad y paridad de género. La fecha para la selección es el 27 de julio.

El XVII Parlamento Juvenil habrá de funcionar con 10 Comisiones: Comisiones para la Igualdad de Género; de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático; de Derechos Humanos y Atención a Grupos Vulnerables, de Educación y Cultura; de Juventud, Deportes y Atletas con Discapacidad; de Salud y Asistencia; de Seguridad Pública; de Ciencia y Tecnología; de Asuntos Indígenas; y de Trabajo y Previsión Social.