Archivo de la etiqueta: igualitario

Rafael y Juan Manuel, primera boda civil de pareja del mismo sexo en Xalapa

Itzel Molina

El periodista Rafael Meléndez Terán, y el exconsejero del Organismo Público Local Electoral del estado de Veracruz (OPLEV), Juan Manuel Vázquez Barajas, fueron los primeros en casarse por la vía civil en Xalapa.

Tras la reforma al Código Civil del estado de Veracruz, con la cual se aprobó el matrimonio igualitario, este viernes se llevó a cabo la primera boda entre personas del mismo sexo en las instalaciones del Registro Civil de Xalapa.

Con la presencia del diputado local Gonzalo Durán Chincoya; Carlos Córdova Vega, Director General del Registro Civil y José Luis Martínez Corona, Oficial del Registro Civil de Xalapa, se oficializó la primera unión de personas del mismo sexo.

Recientemente se publicó en la Gaceta Oficial del Estado, la nueva Carta Matrimonial Veracruzana que fue emitida por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, misma que es leída en todos los matrimonios que celebren los Oficiales Encargados del Registro Civil del Estado de Veracruz, el mencionado documento se encuentra acorde a las recientes reformas al Código Civil para el Estado de Veracruz y a la Realidad Social.

Ante la presencia de familiares, amigos y distintos medios de comunicación, la pareja dio el sí al Oficial Mayor responsable de la unión.

«Creo que es un derecho humano fundamental casarse y sí estamos nerviosos porque después de varios años de mucha por el matrimonio igualitario y hoy poderlo hacer en el Registro Civil de Xalapa es una dicha y un orgullo, estamos felices porque es el mes del orgullo gay y coincide con el mes de junio la aprobación», dijo Juan Manuel.

Por su parte, Rafael mencionó: Estamos nerviosos, pero bien contentos, gracias por acompañarnos el día de hoy, celebramos que las autoridades por fin hagan justicia a un reclamo muy añejo y ya se ganó esta batalla y ahora hacemos uso de este derecho humano que tenemos todas las personas de contraer matrimonio, casarnos, ser felices.

Destacó que la vida de las personas homosexuales es complicada desde que nacen porque son víctimas de varios estigmas, bullying, discriminación y burlas, «pero al final de cuentas nosotros estamos contentos y es lo que importa».

Tras la modificación al Código Civil se publicó en la Gaceta Oficial del Estado, la nueva Carta Matrimonial Veracruzana, la cual fue emitida por el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez, misma que es leída en todos los matrimonios que celebren los Oficiales Encargados del Registro Civil del Estado de Veracruz.

“El matrimonio es la unión de dos personas a través de un contrato civil que, en ejercicio de su voluntad, deciden compartir un proyecto de vida conjunto, a partir de una relación afectiva con ánimo de permanencia, cooperación y apoyo mutuo. Ustedes están aquí con la firme convicción de unir sus vidas en el marco del respeto, la honestidad y la solidaridad, sabiendo que los lazos de amor que hoy les unen, les permitirán caminar en conjunto, recordando que el amor siempre permanecerá para guiar el bienestar de su pareja y afrontar los desafíos de la vida”, señaló el Oficial Mayor.

Para reforzar su unión, Juan y Rafa se entregaron un anillo como símbolo de su amor y su compromiso que dijeron será para siempre.

Por matrimonio igualitario, modifican Carta Matrimonial para Veracruz

Itzel Molina

Luego de la legalización del matrimonio igualitario en Veracruz, el gobernador del Estado, Cuitláhuac García Jiménez, promulgó el Decreto que emite la nueva Carta Matrimonial, la cual sustituye al documento publicado en 2006.

Dicha Carta Matrimonial será leída por cada Oficial del Registro Civil para finalizar la ceremonia de celebración del acto solemne del matrimonio civil en cada uno de los Registros Civiles de la entidad.

Para la publicación del Decreto se consideró que ante la reforma a los artículos 75 y 77 del Código Civil de Veracruz, en un marco de respeto a los derechos humanos y con el objetivo de ajustarse a la realidad jurídica y social, es viable adecuar la Carta Matrimonial.

En el documento se establece que, una vez efectuada la lectura de la Carta Matrimonial, el representante del Gobierno del Estado (Oficial Mayor del Registro Civil) hará entrega solemne del documento leído y del acta de matrimonio civil a las personas contrayentes.
Además, será responsabilidad de la Secretaría de Gobierno, a través de la Dirección General del Registro Civil, realizar todas las acciones necesarias para dar cumplimiento al Decreto.

Desde este miércoles, en toda ceremonia solemne de matrimonio por la vía civil, los Oficiales Mayores del Registro Civil darán lectura a la siguiente Carta Matrimonial.

Contrayentes: El matrimonio es la unión de dos personas a través de un contrato civil que, en ejercicio de su voluntad, deciden compartir un proyecto de vida conjunto, a partir de una relación afectiva con ánimo de permanencia, cooperación y apoyo mutuo.

Ustedes están aquí con la firme convicción de unir sus vidas en el marco del respeto, la honestidad y la solidaridad, sabiendo que los lazos de amor que hoy les unen, les permitirán caminar en conjunto, recordando que el amor siempre permanecerá para guiar el bienestar de su pareja y afrontar los desafíos de la vida.

Deberán aplicar el respeto mutuo en el marco de la salud física y mental, la libertad, la seguridad y el patrimonio de su pareja. Háganlo siempre tratando a su pareja como a sí mismos.

Ante todo, su unión debe permitirles vivir y desarrollarse como personas libres, plenas y felices; se tendrán mutuamente para experimentar la vida y vivir las alegrías, enaltecer sus virtudes, practicar la empatía, guardarse en todo momento amistad afectuosa, compañerismo fraterno y amor genuino, haciendo de ustedes mejores seres humanos.

Esta unión tiene sentido en tanto les permita ser ustedes mismos y les fortalezca. Acudan siempre al diálogo, al amor, a formar acuerdos y a resolver pacíficamente los conflictos que se puedan presentar, que este matrimonio les haga construirse como pareja y como familia en la sociedad.

Ante la ley y la sociedad, el Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave les declara unidos en legítimo matrimonio, garantizándoles plenamente la seguridad jurídica y social que este acto otorga.

Desde este martes parejas del mismo sexo se podrán casar en Veracruz

Itzel Molina

Desde este martes quedó formalmente legalizado el matrimonio igualitario en Veracruz, por lo que el Registro Civil deberá aceptar y atender todas las solicitudes que las parejas del mismo sexo realicen para contraer nupcias.

De acuerdo a la publicado en la Gaceta Oficial del Estado, las reformas a los artículos 75 y 77 del Código Civil de Veracruz, recientemente aprobadas en el Congreso del Estado, fueron promulgadas por el titular del Poder Ejecutivo del Estado y cobraron vigencia legal.

En el Artículo 75 del Código Civil quedó establecido que: El matrimonio es la unión de dos personas a través de un contrato civil que, en ejercicio de su voluntad, deciden compartir un proyecto de vida conjunto, a partir de una relación afectiva con ánimo de permanencia, cooperación y apoyo mutuo y sin impedimento legal alguno.

Mientras que en el artículo 77 se especifica que “cualquier condición contraria a los fines esenciales de apoyo, cooperación, respeto, convivencia, igualdad y asistencia mutua que se deben los cónyuges, se tendrá por no puesta”.

Ante ello, ya no se requiere de un amparo para poder llevar a cabo los matrimonios entre personas del mismo sexo.
Tras la publicación, cada Oficial Mayor de los Registros Civiles Municipales tienen la obligación de aceptar las solicitudes de matrimonio de las parejas de la comunidad LGBTQ+.

Para que una pareja del mismo sexo pueda contraer matrimonio únicamente deberá acudir al Registro Civil de su municipio, donde recibirán la solicitud correspondiente.
Dicha solicitud deberá ser llenada y cubrir los requisitos, que en general son las actas de nacimiento, identificación oficial vigente y comprobante de domicilio, tanto para la pareja como para los testigos y análisis clínicos prenupciales.

Tras ello, se establecerá la fecha y la hora en la que se llevará a cabo la unión de la pareja.

Matrimonio sólo puede darse entre un hombre y una mujer: Arquidiócesis

Itzel Molina

La Arquidiócesis de Xalapa rechazó la aprobación del matrimonio igualitario que pudiera darse este día en el Congreso local, al afirmar que esta unión sólo puede darse entre un hombre y una mujer y ya existe una figura jurídica que la protege.

El vocero de la Arquidiócesis, José Manuel Suazo Reyes, refirió que el término matrimonio viene del Latín “matrimonium” que quiere decir: oficio o condición de la mujer y se fundamenta en la posesión de la matriz, órgano reproductor con el que la mujer procrea.

Por lo tanto, refirió, la unión de dos varones que no pueden procrear nunca puede ser matrimonio por rotunda imposibilidad física y biológica, ya que ninguno de los dos contrayentes posee matriz.

«En el caso de ser dos mujeres, que no logran realizar su condición de posibles madres, al no poder fertilizar sus matrices entre sí, tampoco se puede emplear ese término. La posesión de la matriz, es pues el condicionante fundamental que se da para que pueda constituirse un verdadero matrimonio, desde el punto de vista físico, biológico y etimológico», expuso.

Manifestó que la historia y tradición de la humanidad indican que el matrimonio tiene una naturaleza propia, finalidades específicas y propiedades esenciales que una relación entre personas del mismo sexo, aunque venga reconocida civilmente, nunca podrá alcanzar.

«No se puede denominar matrimonio a una relación socio-asistencial, sexual o meramente afectiva, llamar matrimonio a las uniones civiles entre personas del mismo sexo es algo contradictorio, una realidad contra natura y algo que ofende a la humanidad, las personas homosexuales o lesbianas tienen todo el derecho a proteger civilmente su patrimonio, su bienestar y su estilo de vida, para ello ya el Estado contempla diferentes formas jurídicas», argumentó.

Refirió que la desaprobación y rechazo de llamar matrimonio a una unión entre personas del mismo sexo no significa de ninguna manera discriminar a las personas homosexuales, «ellos merecen todo nuestro respeto porque son personas, respetamos las decisiones que tomen sobre sus vidas, les reiteramos nuestro aprecio».

«La Iglesia mantiene abiertas sus puertas a todas las personas, con sus debilidades y defectos, con sus grandezas y miserias y trata de ayudarlos, a los que tienen virtudes más fuertes para profundizarlas, y a los que tienen debilidades para tratar de superarlas con la ayuda de la gracia», comentó

En su opinión, la decisión de la Corte o de un Congreso de llamar matrimonio a las uniones entre personas del mismo sexo, suena más a un caciquismo legislativo, a una imposición ideológica o un cambio de paradigma que responde más bien a una ideología que a los derechos humanos, ese veredicto lesiona el concepto de familia y crea malestar en la sociedad mexicana.

«El reconocimiento de esa unión civil como matrimonio va en contra el bienestar público y contra el equilibrio y desarrollo de los niños. Cambiar el paradigma del matrimonio dado sólo entre un hombre y una mujer resulta irresponsable y peligroso para la sociedad, quienes defienden esto o lo desean imponer, lo hacen por razones ideológicas de rechazo a la familia y no por razones científicas y ni siquiera de demanda social», expresó.

Consideró que se requiere fortalecer el matrimonio y la familia que han sido siempre la principal escuela de los valores, el espacio donde se aprende lo fundamental de la vida.

«El matrimonio y la familia es el espacio donde se transmiten los valores humanos, una relación entre personas del mismo sexo nunca podrá equipararse a la dignidad y grandeza que tiene el matrimonio, eso sólo adultera el concepto de familia y lejos de enriquecerlo o aportarle algún beneficio sólo lo empobrece y deteriora. El estado de Veracruz debería proteger la institución natural del matrimonio de otra manera triunfará el caciquismo legislativo, la imposición ideológica y el deterioro de la sociedad y de los valores», agregó.

Someterán a votación en el Congreso de Veracruz, matrimonio igualitario

El Congreso local podría someter a votación en 11 días, la iniciativa con la que se aprobarían los matrimonios igualitarios en la entidad, informó el Presidente de la Coalición Estatal LGBTTIQ+ en Veracruz, Benjamín Callejas.

Dijo que hay confianza de que se aprueben, ya que se ha logrado dialogar con diputados de todas las bancadas, quienes están a favor del proyecto.

“Se ha hablado con el presidente de la Junta de Coordinación Política, con el coordinador de la bancada de Morena, y nosotros como colectivo hemos incidido con otros diputados de otras fracciones y MC está a favor, algunas diputadas del PAN, del PVEM y del PRI”, expresó.

Para que la iniciativa sea aprobada, se requiere el 50 por ciento de la votación de los legisladores más 1.

“Se espera que se apruebe el 17 de mayo de este mes, ya la cuenta es regresiva, faltan lo que son 10 días”, dijo.

Positivo para Veracruz, aprobar matrimonio igualitario: Orgullo Xalapa

Aprobar los matrimonios igualitarios en Veracruz, podría generar una importante derrama económica y ahorrar tiempo a las parejas que desean casarse, así lo consideró el presidente de Orgullo Xalapa, Leonardo Ruiz.

En conferencia de prensa, celebró que este martes se vaya a someter a votación el tema ante el Congreso local, ya que actualmente, las parejas del mismo sexo sólo pueden contraer nupcias mediante amparos.

“El Colectivo Jarochos del Puerto de Veracruz ha llevado a cabo mas de 350 matrimonios a lo largo de 2, 3 años, a través de amparos, que ha sido de un mes a dos meses que se aprueba y se lleva a cabo el matrimonio, es un rollo y se esta perdiendo una derrama importante”, expresó.

Dijo que 26 estados del país ya aprobaron el matrimonio igualitario, por lo que esperan que Veracruz sea el número 27.

“Se ha trabajado en diferentes iniciativas a lo largo de 16 años, presentamos en 2007 la Ley de Sociedades de Convivencia que se fue al congelador, en 2009, otra vez, el año pasado también se presentó y ahora vamos de nuevo con esta deuda histórica”.